En una reciente entrevista a un medio escrito nacional, el viceministro de la Producción, Juan Carlos Mathews, anunció que el Perú no será parte del Concurso Mundial de Bruselas, que se desarrollará en Chile. Como se sabe, en este evento participan tragos y bebidas de todas partes del mundo.

La autoridad explicó que los productores que se habían inscrito hasta enero desconocían de los lineamientos y exigencias para esta edición en el país fronterizo. La controversia empezó por la denominación que iba a recibir el pisco peruano en ese evento. Si el producto bandera de Perú quería estar ahí debería llamarse aguardiente, según normativas chilenas.

El conflicto

Según las bases de este concurso, que tiene por sede este año al país de Chile, todos los piscos que no sean elaborados y producidos en dicho país, deberán denominarse aguardiente de uva. Esto generó la reacción de algunos productores que automáticamente decidieron abandonar el certamen mundial.

El viceministro aseguró que todas la empresas peruanas que se habían inscrito ya se retiraron esta semana y que las sanciones previstas por el Gobierno no tuvieron que ser aplicadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here