Los docentes en huelga de la región La Libertad, radicalizaron su medida de fuerza y se encadenaron al frontis de la iglesia San Francisco en el centro histórico de Trujillo. Los indignados docentes pidieron la renuncia de la ministra Marilú Martens, por no saber resolver este conflicto social.

Tras dos semanas de huelga, la paralización indefinida de los docentes se ha fortalecido en esta región y por el momento se estima que más del 80% de los docentes vienen acatando la medida de fuerza.

Los profesores exigen al gobierno central la solución del 100% de su pliego de reclamos haciendo un especial énfasis la suspensión de la evaluación docente.

“Nuestra medida de fuerza se está fortaleciendo y cada vez tenemos mayor respaldo del magisterio, seguiremos en las calles hasta que el gobierno de PPK de una verdadera reforma educativa que beneficie a los maestros y a la población”, sostuvo Elvia Villanueva, vicepresidenta del Comité de Lucha Regional.

Los indignados docentes han denunciado que un sector de la prensa se ha parcializado con el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski y que tratan de vincularlos con grupos radicales injustificadamente.

El comité regional de lucha de La Libertad ha anunciado el acatamiento de otras medidas radicales en los próximos días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here