El jefe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), Anibal Sánchez, informó que parte de los problemas surgidos durante el desarrollo de los censos Nacionales surgidos durante el desarrollo de los Censos Nacionales 2017 se debió al “crecimiento vertical” de la ciudad y a los innumerables hogares que residen en los nuevos edificios.

Sánchez detalló que el año pasado se hizo un precenso para calcular el número de empadronadores y la cantidad de material necesario. Sin embargo, en los primeros diez meses de este año muchos edificios multifamiliares comenzaron a ser habitados, por lo que la configuración de viviendas cambió.

De otro lado para Farid Matuk, ex jefe del INEI, la versión dada por la cabeza de la institución es totalmente falsa.

“Todo hace pensar que no hubo un precenso, una cartografía censal actualizada. Eso significaba que el año anterior debían recorrer todas las calles y examinar cuántas viviendas hay. Esta historia oficial de un crecimiento vertical inesperado es totalmente falsa, los edificios no crecen de un año al otro”, manifestó a un medio de comunicación.

En ese sentido, el experto dijo que como era previsible, la metodología del censo resultó ser “arcaica”, porque implicó una operación para liderar a 600 mil empadronadores en tan solo nueve horas un día.

[Fuente: Diario Correo]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here