Un grupo de servidores públicos y ex trabajadores del Instituto Regional de Oftalmología (IRO) “Javier Servat Univaso” enviaron un memorial a la Gerencia Regional de Salud de La Libertad, denunciando la hostilización y despidos arbitrarios como represalia a sus reclamos por presuntos malos manejos en el IRO.

En el documento se acusa directamente al director de esta institución, Jaime Huamán Pereyra, a la Directora de Administración Nancy Suarez y a la licenciada Merly Gonzáles Saravia, los servidores públicos que firman el documento los acusan de abuso de autoridad e inconducta funcional.

Varios casos ocurridos en los últimos meses, dejan ver que existirían serios problemas internos en el IRO. Hace poco la plana directiva decidió concluir el destaque del médico Celiz Alarcón, especialista en retina y vítreo, su cambio se da pese a la alta demanda de atención.

Según la denuncia, se hostilizó a la funcionaria Rosa Chico Silva, quien tuvo que renunciar, después de casi 5 años de labores en este organismo. Además, se despidió arbitrariamente al chofer Segundo Argomedo Olivares, quien ha trabajado durante 7 años en el IRO.

“En el IRO se están cometiendo una serie de abusos contra los trabajadores por parte del director y la directora administrativa, Nancy Suarez. Los trabajadores no denuncian estos hechos por temor a quedarse sin trabajo, como nosotros”, sostuvo Argomedo.

En el Instituto Regional de Oftalmología, la directora encargada Alicia Namoc, minimizó este hecho y sostuvo que los casos son aislados y vienen investigándose.

“Quiero remarcar que el IRO siempre ha tenido una imagen positiva en la población y en los diferentes gremios. Me apena mucho que pasemos por esta situación, pero muchas veces son casos aislados que buscan generalizarse”, sostuvo la doctora.

De lo expuesto por los trabajadores queda claro que en el Instituto Regional de Oftalmologia, se no ha considerado el tiempo de servicio de los empleados públicos que han sido echados de la institución.

Evelyn Salirrosa Salirrosas es otras servidora que fue despedida pese a tener seis años de antigüedad. La jefa de personal Marina Aguirre Caballero también se vio obligada a renunciar.

Los denunciantes piden el cambio de la plana dirigencial del IRO y a la Gerencia Regional de Salud de La Libertad una investigación real debido a que muchos trabajadores no podrían denunciar los presuntos abusos por temor a represalias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here