Los funcionarios y servidores públicos están prohibidos por ley de realizar proselitismo político mediante el uso de sus funciones o empleando la infraestructura, bienes o recursos públicos en favor o en contra de candidatos, partidos u organizaciones políticas, recordó la Contraloría General de la República.

La entidad explicó además que los funcionarios y servidores públicos no deben imponer al personal bajo su dependencia laboral, contractual, funcional o formativa, afiliarse a un determinado partido u organización política, dirigir su voto hacia un candidato u orientar el voto de los beneficiados de un programa estatal.

Asimismo, no deben ejercer presión sobre el personal a su cargo para favorecer o perjudicar a un candidato, partido u organización política que participe en un proceso electoral; o imponer su influencia para limitar la libertad de sufragio.

 Los funcionarios y servidores públicos deben tener presente que el usar indebidamente o dar una aplicación diferente a los bienes y recursos públicos para actividades partidarias, manifestaciones o actos de proselitismo, es considerada una infracción muy grave que puede conllevar a la inhabilitación para el ejercicio de la función pública no menor de 3 ni mayor de 5 años, de acuerdo al Decreto Supremo N° 023-2011-PCM.

Ante un caso de presunta inconducta funcional puede formular una alerta ante el Órgano de Control Institucional de la Entidad, la Contraloría Regional o la sede central de la Contraloría General en Lima en forma presencial o virtual a través de https://appscgr.contraloria.gob.pe/sinad 

También puede comunicarse con la Central de Denuncias: 330-3000 anexos 1302 ó 1307

La alerta a los funcionarios públicos se da en el marco de su campaña informativa y preventiva, “Tips de Control”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here