En 2017, la economía del Perú creció 2.5 por ciento, pero ese promedio es una realidad entre los 24 departamentos del país. Sin embargo, hay cuatro departamentos en las que el PBI sufrió contracciones en la que Piura está incluida. Los otros tres son Cusco, Madre de Dios y Pasco.

Las cuatro regiones con crecimiento económico negativo muestran dos denominadores comunes. Por un lado, las actividades extractivas afrontan retrocesos y, al mismo tiempo, la inversión pública no ha logrado ser un motor que las saque de ese territorio.

En el caso de Piura, que es la tercera región menos dinámica, su producción cayó un 1.7 por ciento durante 2017. Esto responde, en primer lugar, al impacto del fenómeno de El Niño Costero, que azotó el norte durante el verano pasado. Por ello, la producción agropecuaria sufrió un retroceso de 16.1 por ciento.

Al mismo tiempo, la inversión pública retrocedió 2% en un año en que se esperaba un empuje por las obras de reconstrucción. Es importante observar que el cálculo del BCR considera el avance en la ejecución de la refinería de Talara, un proyecto de alrededor de US$5.400 millones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here