El pastor del movimiento El aposento Alto, Alberto Santana, dio un paso al costado en la dirección de la congregación tras ser denunciado por una joven de 23 años, quien lo acusó de maltrato psicológico.

“He tomado la decisión de retirarme del cuerpo pastoral dejando toda la administración de la iglesia», indicó.

También ofreció disculpas por lo que calificó de “error personal”.

Como se sabe, la denuncia fue hecha pública en un programa dominical. La joven dijo que tuvo una relación clandestina con Santana entre 2016 y 2018. Se conoció que Santana cedió su cargo a su hijo Cohelet, quien es acusado de hablar de forma despectiva sobre el género femenino.

(Foto de Portada: Correo)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here