Personal de la Contraloría de la República inspeccionaron el almacén de la Municipalidad Provincial de Chiclayo (MPCh), y encontraron larvas en los sacos de arroz que serían distribuidos en los comedores populares.

La denuncia fue hecha por la regidora Liliana Barrantes, quien días atrás publicó una serie de fotos en redes sociales donde mostraba gusanos muertos dentro y fuera de los sacos de arroz.

Dentro del local, los auditores corroboraron – tal como lo denunció la regidora – la presencia de gusanos dentro de sacos de arroz de 50 kilos, los cuales son apilados encima de bases de madera, junto a una balanza electrónica.

Al respecto, la gerente de Desarrollo Social de la MPCh, Luz Velezmoro, reconoció el problema, pero descartó que sea por mala condición del producto.

“El almacén es amplio, tiene buena iluminación y ventilación. La calidad del arroz también es buena. Entonces estas larvitas han salido no por malas condiciones, sino por la naturaleza del producto, la humedad y el viento”, indicó.

La funcionaria indicó que al enterarse de la presencia de larvas en el cereal, ordenó que se detenga su distribución y solicitó al proveedor que los 192 sacos de arroz sean cambiados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here