Tras los fuertes oleajes y el avance de la erosión costera en Huanchaco, los comerciantes de la zona costera se vieron afectados considerablemente y ello, según prevén los emprendedores, afectara la temporada de verano que se viene.

César Baltodano, dueño del restaurante El Boquerón, indica que, en los 20 años que tiene su negocio, nunca antes había lucido vacío su local los fines de semana en estas fechas.

“Todo lo que está pasando en la playa nos está afectando notablemente. De manera particular, mi negocio ha caído casi en un 100%”, manifestó.

La responsable del restaurante El Mochica, Beatriz Gonzales, refirió que recién están recuperando la afluencia de personas en su local.

“Sí nos ha afectado mucho este problema de la erosión porque los primeros días (después de la afectación) la zona quedó muy dañada”, aseguró la trabajadora.

En tanto, comerciantes de bodegas y carretilleros aseguraron que también se han visto afectados porque por varios días se dañaron las veredas y las pistas.

Dejar respuesta