El presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Lambayeque, Jorge Arteaga, indicó que el año pasado se atendieron 11 137 casos de violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar, lo que sería un aumento de 55% en relación a la estadística de 2017.

Los indicadores señalan que en 2016 se registró 3585 denuncias por violencia familiar. Según Arteaga, este aumento se debe a que se estableció en el artículo 122 del Código Penal, que las lesiones mayores de 10 días ya son considerados delitos.

“La criminalización de los casos de violencia familiar ha provocado una sobrecarga procesal. Hay un sinnúmero de denuncias por violencia a la mujer, y eso es un trabajo constante para los fiscales de turno”, mencionó.

Con la procesal mencionada, el fiscal solicitó al ente mayor como la Fiscalía de la Nación, la creación de una fiscalía provincial especializada en casos de violencia familiar.

“Esta propuesta es posible debido a que estamos en coordinación con la Fiscalía de la Nación, y va a haber atención a nuestras demandas. Esta fiscalía especializada debe estar integrada por dos fiscales provinciales, cuatro adjuntos, psicólogos, notificadores, médicos legistas”, anotó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here