El congresista de Unidos por la República, Glider Ushñahua, es acusado de agredir a su expareja, Elita Panduro y de no cumplir con la pensión alimenticia de su menor hijo de 8 años, según informó un programa dominical.

Sin embargo, el congresista y pese a las pruebas, indicó que nunca agredió a la denunciante y que esta denuncia viene de parte de sus opositores.

“Cuando yo estuve en campaña electoral, mis opositores han realizado montajes en las redes sociales respecto a que le he pegado a mi expareja. Sacaban fotos pero no se ha podido demostrar que es cierto en los medios de comunicación”, agregó.

Indicó que las supuestas agresiones en sus senos son por un diagnóstico de un posible cáncer de mama y los arañones serían de una agresión física con su cuñada.

Al ser consultado por la denuncia por alimentos, el parlamentario solo enseñó tres vouchers de pago que le realizó a su exparejadesde el año 2016, es decir, solo octubre, noviembre y diciembre.

Desde Pucallpa, Panduro señaló que cuando su expareja llegó a ser congresista por Fuerza Popular se olvidó de su familia y de los préstamos de dinero que ella sacó del banco para fortalecer a su campaña electoral.

(Foto de portada: Captura Panorama)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here