La posibilidad de atraer inversiones italianas a La Libertad en infraestructura pública, por ejemplo para la culminación de la III etapa del proyecto Chavimochic, fue uno de los temas abordados en la reunión que sostuvieron el embajador Giancarlo María Curcio y el gobernador regional Manuel Llempén Coronel.

El diplomático, que tiene solo tres meses en el país y esta fue su primera visita a una ciudad del interior, dijo sentirse muy a gusto en La Libertad y que espera estrechar relaciones con la región a través de la renovación de un convenio de cooperación con Lombardía, donde tienen mucho desarrollo en moda, cuero y calzado.

“Veo tantas cosa en común y tantas por venir”, dijo al presentar su saludo protocolar a la autoridad regional, a quien visitó en la Casa de Gobierno.

Llempén sostuvo por su parte que espera que durante su gestión se estrechen las relaciones y manifestó su total interés en desarrollar la potencial industria del cuero y calzado que hay en El Porvenir, desde el diseño hasta su comercialización.

“Esta es una fortaleza que queremos aprovechar, mejorando técnicas y conocimientos que tiene Italia en el sector”, dijo, agregando la necesidad de traer expertos que puedan capacitar en tecnología e innovación a los jóvenes y masa laboral inserta en este tema.

 Igualmente habló sobre la posibilidad de organizar una reunión con inversionistas y empresarios italianos para mostrar las potencialidades que tiene La Libertad en el tema de agroexportación y en diversos rubros.

El diplomático italiano fue declarado “Huésped Ilustre” y recibió la Medalla de La Libertad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here