Jóvenes voluntarios acreditados por la Contraloría General como Monitores Ciudadanos de Control supervisaron cuatro obras viales y de saneamiento en la región Piura, con la finalidad de verificar que se ejecuten de acuerdo a la normativa vigente.

Se trata de las obras de mejoramiento del servicio vial y peatonal en el jirón Hermanos Timaná en el centro poblado La Legua, por S/ 444,045.00; creación del servicio del pozo tubular para el abastecimiento del centro poblado Monte Castillo (Catacaos), por S/ 1´820,861.85; mejoramiento del servicio de agua potable y alcantarillado de los sectores 01, 02, 04 y 05 del A.H. Santa Rosa, por S/ 8´897,932, y creación de la vía canal tramo ubicado entre el A.H. Paredes Maceda y A.H. Ciudad del Sol, por S/ 4´486,272.86 (Veintiséis de Octubre).

Las visitas se efectuaron durante la última semana para constatar in situ el avance de los trabajos. En esa línea, los monitores acudieron con su indumentaria distintiva e implementos de seguridad, como chalecos, botas y cascos, a fin de recoger la información brindada por los representantes de la empresa contratista y funcionarios de la entidad.

La labor de campo proseguirá en los próximos días en otras obras ubicadas en Canchaque, San Miguel de El Faique (Huancabamba) y Tambogrande (Piura).

Los Monitores Ciudadanos de Control son personas voluntarias que participan en forma cívica a favor de su comunidad, ejerciendo el control social en la ejecución de obras públicas, previa capacitación y acreditación de la Contraloría General. Las obras en las cuales intervienen tienen montos de inversión que no superan los S/ 10 millones.

Como se recuerda, este programa se inició como piloto en Piura el año pasado, pero debido a los resultados y la disposición del contralor general Nelson Shack se extendió a otras regiones del país.

En Ica y Piura, por ejemplo, las alertas de los Monitores Ciudadanos de Control permitieron conocer que obras reportadas como “culminadas” por las mismas entidades públicas no habían concluido físicamente. Es así, que después de recibir la comunicación de la Contraloría General, las entidades aplicaron penalidades (sanciones económicas) a las empresas constructoras por S/ 85,528.53 y S/ 63,737.18, respectivamente; sancionando el incumplimiento de las empresas contratistas y generando un resarcimiento económico al Estado.

Actualmente, en la región, son 88 ciudadanos acreditados como Monitores Ciudadanos de Control, quienes han visitado 32 obras el 2018. Producto de esta labor de control social, se identificaron 27 alertas sobre situaciones de incumplimiento en los proyectos visitados, siendo los casos más recurrentes: la ausencia del residente y/o supervisor de obra, el incumplimiento en el registro del cuaderno de obra, gestión deficiente de la documentación de obra, deficiencias técnicas entre otras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here