Gran preocupación existe entre los hombre de campo de la presente campaña agrícola, donde se advierte que la disminución de producción es de 50 por ciento.

Solo en el valle Chancay-Lambayeque, esta situación generaría pérdidas importantes para al menos 14,000 agricultores.

El presidente de la Asociación de Productores de Arroz de Lambayeque, Jesús Niquén, explicó  que este bajón de producción se da por el cambio climático y la aparición de nuevas plagas que ya no pueden ser controladas.

Niquén detalló que, durante la pasada campaña agrícola, la producción llegó a ser de entre setenta y ochenta fanegas de arroz por hectárea; sin embargo, esta vez los resultados bordean las treinta y cuarenta fanegas.

“No hay incentivos ni estudios por parte del Gobierno que permitan al agricultor estar prevenido. Otra opción sería disminuir un poco el área arrocera con cultivos alternativos, pero que estos sean rentables, no como el caso del algodón que se ha dado este año y ha tenido los mismos problemas”, aseguró.

Pese a todo, Niquén Matallana manifestó que esta baja producción tampoco tendría una repercusión en el precio final del arroz en los mercados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here