La Comisión de Ética archivó la denuncia contra los congresistas de Fuerza Popular por las conversaciones en el chat «La Botica», esta denuncia presentada por el parlamentario Hernando Cevallos, argumentaba un presunto uso político de las instancias parlamentarias contra sus adversarios.

Los congresistas fujimoristas Marco Miyashiro, Freddy Sarmiento y Milagros Salazar, votaron a favor del archivamiento de la acusación, en la misma posición, votó el congresista apepista, Ricardo Narvaez. Por su parte, el parlamentario de Nuevo Perú Alberto Quintanilla, votó a favor de abrir la investigación contra sus colegas, mientras que el parlamentario de Acción Popular, Armando Villanueva, se abstuvo.

Esta denuncia pretendía abrir una investigación a los congresistas involucrados en la conversación: Úrsula Letona, Milagros Salazar, Mario Mantilla, Karina Beteta, Luz Salgado y Carlos Tubino.

De otro lado, la presidenta de la Comisión, Janet Sánchez, se mostró en contra del contenido de las conversaciones en los chats difundidos por la prensa, cuyo contenido hace referencias directas a la situación legal de su hermano. 

«Repudio la forma en la que algunas formas entienden la política. A ellos no los juzgaré yo, los juzgará la población, la historia y sus conciencias», expresó.

En ese sentido, el parlamentario Miyashiro ofreció sus disculpas a la parlamantaria.

«Sé que le ha causado mucha incomodidad, pero esto es parte de un boicot dentro del Congreso para desprestigiar a los integrantes de esta bancada. Acepte mis disculpas», aseveró.

Por su parte, la congresista Letona rechazó la difusión de las conversaciones.

«Voy a rechazar que una persona cercana a la bancada de Fuerza Popular difunda conversaciones privadas y fuera de contexto de forma tendenciosa. Esos chats no tienen ninguna connotación penal, lo dijo la Corte Suprema», sostuvo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here