La defensa de Alejandro Toledo, Heriberto Benítez, dijo que el arresto del expresidente en Estados Unidos, representa una persecución política. Además, aclaró que la detención no significa que ya se aprobó la extradición.

“Esto que ha sucedido ocurre en el marco de todo procedimiento regular. Podía darse una detención u otras diligencias. Esto no significa que se haya aprobado una extradición, de que se vaya a producir la entrega de una persona. Este es el inicio de un procedimiento de extradición en manos de la judicatura de Estados Unidos”, expresó Heriberto Benitez.

Además, Benítez insistió en que “ha habido una arbitraria prisión preventiva dictada por el juez Richard Concepción Carhuancho”.

Alejandro Toledo es investigado por el caso Ecoteva –de presunta irregularidad en la adquisición de inmuebles– y Lava Jato –presuntas coimas recibidas de constructoras brasileñas en favor de la adjudicación de obras–.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here