El viernes se decidirá en Estados Unidos, en una audiencia de fianza, si Alejandro Toledo sigue el proceso de extradición en su contra en prisión o libertad.  

Es preciso mencionar que el 8 de febrero de 2017, el fiscal Hamilton Castro, solicitó 18 meses de prisión preventiva contra el expresidente por presuntamente haber recibido 20 millones de dólares de sobornos de Odebrecht.

El caso de Toledo, junto al de Villarán, es de los más avanzados en cuanto a investigación y evidencias, por lo que el titular de Justicia no oculta su optimismo, asegurando que antes que acabe la gestión del presidente Martín Vizcarra, el prófugo exmandatario estará en nuestro país.

“Si el viernes la justicia deja en libertad a Toledo, eso no significa que se cae la extradición y si deciden que tiene que ir a prisión, tampoco implica que se garantiza su vuelta al Perú”, apuntó el internacionalista Miguel Rodríguez Mackay.

Al explicar el procedimiento que se sigue en EEUU en estos casos, el ministro de Justicia aseguró que en 4 o 5 semanas se llevará a cabo una audiencia con fines de extradición y después de eso la defensa de Toledo puede plantear un recurso de hábeas corpus que aproximadamente dura 6 meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here