Con el objetivo de garantizar un ambiente tranquilo y saludable para los vecinos, la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT), a través de la Unidad de Fiscalización y Control (UFC) del Servicio de Gestión Ambiental (Segat), clausuró de manera temporal la discoteca ‘Pride’, por contaminación sonora.

Debido a las constantes denuncias de los vecinos, el último sábado, personal de la UFC y de la Oficina de Ejecutoría Coactiva del Segat, intervino dicho establecimiento, conducido por la persona jurídica ‘CESC ocio y entretenimiento E.I.R.L.’ y con la Resolución Jefatural N° 449-2019-SEGAT/UFC; se infraccionó con el Código G-153. Esta se refiere al uso de altoparlantes, megáfonos, equipos de sonido, sirenas, silbatos, cohetes, petardos o cualquier otro medio, que por su identidad, tipo, duración y/o persistencia, ocasionen molestia al vecindario”, contenida en el cuadro de infracciones, sanciones y medidas de carácter provisional administrativas de la Ordenanza Municipal N°003-2008-MPT.

“Ellos desarrollaban su actividad comercial de manera irresponsable. Generaban ruidos excesivos y molestia a los moradores, por eso hemos tenido que actuar de manera rápida con las infracciones”, explicó Carlos Rodríguez Rodríguez, jefe de la Unidad de Fiscalización y Control.

El analista técnico del monitoreo de la calidad del aire, constató que dicho predio excedía los ruidos provocando contaminación sonora debido al funcionamiento de los parlantes con alto volumen de música y un nivel de 62.39 decibeles (dB), el cual supera el límite permisible de 50dB para una zonificación residencial en horario nocturno.

Ante los antecedentes mencionados, Ejecutora Coactiva del Segat realizó la medida cautelar provisional por 30 días hábiles de clausura inmediata, en caso de reincidir se clausurará de manera definitiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here