El extesorero y personero legal de Fuerza Popular, Luis Mejia Lecca, confesó que documentos incriminatorios del partido fueron incinerados para que no sean llevados por la Fiscalía durante el operativo del pasado 7 de diciembre de 2017.

Según Mejia, la exsecretaria de Fuerza Popular, Ana Herz de Vega, fue quien coordinó la eliminación de la documentación en su propia vivienda. Asimismo, dos trabajadoras de la extesorera Adriana Tarazona Martínez, Giannina Delgado Rospigliosi y Rocío Pardo-Figueroa Álvarez, por indicaciones de sus superiores trasladaron documentos sobre los aportes a la campaña presidencial a sus respectivos domicilios.

“El 7 de diciembre de 2017, cuando se realizó el allanamiento del local del partido ubicado en la calle Los Morochucos, en Surco, las señoras Giannina Delgado Rospigliosi y Rocío Pardo-Figueroa (Álvarez) llevaron a sus respectivos domicilios documentos contables en cajas referidas a las campañas de 2011 y 2016 del partido, dado que eran personal de suma confianza de la señora Adriana Tarazona Martínez (extesorera fujimorista)”, indicó.

Por eso, las viviendas de Delgado y Pardo, fueron allanadas con aprobación judicial.

“Creo que las dudas se han disipado y el Ministerio Público tiene ahora más claridad sobre que, efectivamente, en la casa de Ana Herz de Vega sí se quemaron documentos para proteger al partido (fujimorista) y obstaculizar la investigación en los delitos que hoy son motivos de investigación”, dijo el abogado de Luis Mejía Lecca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here