El Servicio de Gestión Ambiental de Trujillo, a través de la Unidad de Fiscalización y Control (UFC), llevó a cabo un nuevo operativo en el Mercado La Hermelinda, esta vez, dirigido a los puestos dedicados a la venta de aves de consumo doméstico, para verificar si sus conductores cumplen con las disposiciones establecidas en las ordenanzas municipales de la comuna trujillana.

Según el jefe de dicha unidad, el Abg. Carlos Rodríguez Rodríguez, en este centro de abastos, en la última semana, se logró intervenir a 35 locales comerciales, donde se constató que “muchos de ellos no cumplen con lo establecido por la Ordenanza Municipal 003-2008 MPT”, según el código G-116: “Por no contar con recipientes para los desperdicios en lugares de venta ambulatoria”, cuya sanción pecuniaria es del 5% de 1 UIT, equivalente a S/. 210.

Además de ello, se los intervino por segregar de manera inadecuada sus residuos sólidos, lo que representa un peligro para la salud de los comerciantes y del público que adquiere sus productos. Por ello, el funcionario agregó que “se debe tomar en cuenta que en los establecimientos se debe considerar la presencia de recipientes, como aquellos de color marrón para residuos orgánicos, y los recipientes de color negro para residuos no aprovechables”.

Además, los fiscalizadores también constataron el uso de briquetas, totalmente tóxicas y prohibidas, de acuerdo a la Ordenanza Municipal 042-2013 MPT, código G-190: “Uso de briquetas en zona residencial y comercial, que en este caso sanciona al infractor por 35% de 1 UIT, equivalente a la suma de S/ 1470 soles.

Finalmente, quedó la invocación a los comerciantes de los demás sectores del Mercado La Hermelinda, ya que continuarán los operativos inopinados en dicho centro de abastos, como en otros mercados de la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here