Con un cartel en el pecho y llevándolo por todas las calles de Pataz, un grupo de ronderos expulsaron de la ciudad a un ciudadano venezolano, esto porque estaban
cansados de convivir con los delitos y escándalos que vienen cometiendo un grupo de extranjeros.

Los ronderos de la base denominada «Serpiente de Oro de Pataz», sometieron a cadena ronderil y decidieron expulsar a un extranjero de esa ciudad.


El hombre fue acusado de intentar matar a un poblador y de robar en un negocio del lugar, por lo que fue golpeado con un látigo y exhibido por las principales calles de Pataz con un letrero en el pecho que decía: “Ciudadano venezolano es expulsado del distrito y provincia de Pataz por intento de homicidio y robo. Seguiremos expulsando a venezolanos”.


El extranjero fue identificado como, Wuilmer Rafael Castellanos, quien fue prohibido de regresar a esa localidad, de lo contrario sería llevado por las bases ronderiles de Pataz para cumplir una condena de 3 meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here