El Poder Judicial de La Libertad dictó nueve meses de prisión preventiva contra Alan Frank Sebastian Saona, Pedro Anderson Ferrer Salvador, Deyvis Jhonatan Ferrer Ramos y Andreina Antonieta Armas Cabrera como coautores del delito de extorsión en grado de tentativa en agravio de un comerciante en Laredo por los actos realizados desde el día 18 de diciembre del 2019 y ejecutados el día 27 de diciembre del 2019.

La investigación estuvo a cargo del segundo Despacho de la Fiscalía Provincial Mixta Corporativa de El Porvenir conformado por la fiscal provincial, Roxana del Carmen Quiroz Barboza y los fiscales adjuntos Diana Carolina Barrantes Eyzaguirre y Jhon Henry Venturo Marquez.

El día 18 de diciembre del 2019 a horas 6.30 aproximadamente el agraviado, en circunstancias que se encontraba saliendo de su domicilio ubicado en Laredo, advierte que al costado de su portón en el suelo y dentro de su local habían dejado una hoja cuadriculada color blanca, esta doblada en cuatro mitades, motivando a que el denunciante recoja el referido papel y al desdoblara se da con la sorpresa que se trataba de una nota extorsiva.

Esta decía “Mira sarco si no vas a pagar esto es solo una advertencia que te estamos mandando porque a la otra va hacer a la cabeza de tu hijo que lo tengo vigilado o a tu esposa, tu hija o hasta tus nietos por lo contrario tiene que pagarnos 10 mil soles y cuidadito con ir a la policía por que tenlo por seguro que lo justo va hacer con tu familia, la policía solo te cuida unas horas luego te abandona, te tengo en la mira, un paso en falso y se muere toda tu familia, sea a tu mama o a tu papa, llama al 934442083”.

Una vez denunciado el hecho se inicia con personal policial el operativo para ubicar y capturar a los sujetos involucrados en el acto extorsivo; es así que un policía se hace pasar por el agraviado e inicia las llamadas para las tratativas con uno de los sujetos extorsionadores durante los días 25,26 y 27 de diciembre.

Luego de una serie de llamadas el extorsionador queda con el agraviado (negociador) pagar la suma de mil quinientos soles, puesto que no contaba con más dinero, y que le depositaria primero quinientos y luego de ello los mil soles, oferta que fue aceptada por el sujeto extorsionador, entregándole este último un número de cuenta en el BCP.

Se corrobora el nombre del titular de la cuenta y con ello se busca su dirección en la ficha RENIEC, procediendo con ello a citar a la persona para recibir su declaración respecto a la titularidad de la cuenta, refiriendo ésta que en efecto si le corresponde y que dicha cuenta recientemente le había prestado para que le depositen un dinero de su trabajo a Pedro Ferrer, por ser su conocido.

La dueña de la cuenta cita a Pedro Ferrer Salvador en el BCP del Open Plaza – La Hermelinda, para retirar y entregarle el dinero que le habían depositado pero este informa que se lo entregue a su enamorada Andreina Armas.

Una vez entregado el dinero Andreina Armas es intervenida y se prosigue con el operativo puesto que esta mujer iba llevar el dinero a Pedro Ferrer quien lo estaba esperando cerca a la comisaria PNP de Sánchez Carrión donde también es intervenido. Pedro Ferrer señala que el dinero sería compartido con otras dos personas y debía llevarlo calle López Albujar donde finalmente son intervenidos Alan Sebastián y Deyvis Ferrer.

En cada intervención realizada a cada uno de los investigados se les realizó su respectivo registro personal en el cual se les encontró a cada uno de ellos celulares, con los cuales se comunicaban los unos a los otros, pues cada uno tenía un rol en específico para poder obtener el dinero requerido por la extorsión realizada al agraviado.

En el caso de Alan Sebastian se le encuentra en poder el número de celular 934442083, celular con el cual se inicia las llamadas extorsivas, a la persona de Deyvis Ferrer, se le encuentra el número de abonado 933992585 y el Wastapp 912105006, de este último se realizaron los mensajes de texto en el cual este le pedía al agraviado que a ese número se lo envíen el boucher del depósito efectuado a la cuenta.

Los investigados fueron recluidos en el establecimiento penitenciario de Trujillo a la espera del juicio en su contra. El delito cometido se sanciona con pena privativa de la libertad no menor de 15 ni mayor de 25 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here