Personal de la oficina de la Defensoría del Pueblo de La Libertad advirtió en viajes itinerantes que 3,674 estudiantes de 31 instituciones educativas públicas en La Libertad corren el riesgo de continuar recibiendo clases en espacios alternos y no adecuados para su enseñanza, debido al deterioro de la infraestructura escolar.

En algunas instituciones educativas se observó los techos y columnas con rajaduras, se deduce que el mal estado de la infraestructura se debe a la falta de mantenimiento, después del sismo ocurrido el 26 de mayo del año pasado.

La Defensoría del Pueblo informó que en el año pasado 1,852 estudiantes de primaria, 1,500 de secundaria y 322 de inicial, recibieron clases en locales declarados inhabitables, otros 730 han sido trasladados a aulas acondicionadas con material rústico, los mismos que fueron construidos por los propios padres de familia en espacios públicos de su comunidad.

José Luis Agüero, Jefe de la Oficina Defensorial de La Libertad, indicó que las instituciones educativas públicas consideradas inhabitables por Defensa Civil, incluso con conocimiento del propio Sector educación, se encuentran ubicadas en las provincias de Pataz (14), Santiago de Chuco (6), Bolívar (3), Julcán (2), Otuzco (2), Sánchez Carrión (1), Virú (1), Pacasmayo (1), Trujillo (1). De igual modo, informó que 11 estudiantes de nivel inicial estudiaron en espacios alternos o comunales, 270 de primaria y 449 de secundaria.

Asimismo, manifiesta que comunicó mediante oficios, el estado situacional de los centros educativos en el mes de setiembre al actual Gerente Regional de Educación, y en octubre al Gobernador Regional, en ambos casos se recomendó que se realicen las acciones urgentes para asegurar ambientes seguros para los y las estudiantes para el año escolar 2020.

Sin embargo, a pesar de que la Subgerencia de Gestión Institucional de la Gerencia Regional de Educación de La Libertad, indicara el 11 de diciembre de 2019, que se realizaría acciones de mejora al respecto, en las instituciones afectadas aún no resuelven los problemas de infraestructura.

Esta situación, no sólo restringe el derecho a recibir una educación con calidad a los niños, niñas y adolescentes de las zonas más pobres de La Libertad, sino también, significa un riesgo a la salud e integridad de estudiantes. Debemos tener en cuenta que hay 9 instituciones que siguen funcionando en el mismo local debido a que no han encontrado apoyo para trasladarse a otro ambiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here