Durante el 2019, un total de 348 pacientes de escasos recursos que requerían ser trasladados de emergencia, por vía aérea, desde el interior del país hacia los establecimientos de salud de Lima fueron auxiliados a través de las evacuaciones aeromédicas que constituyen un exitoso sistema de servicio de emergencia médica que brinda el Estado.

“Del total de traslados, 10 fueron madres gestantes de las regiones de Ucayali, Loreto, Ayacucho, Madre de Dios, Huánuco, Piura, Tumbes, quienes desarrollaron cuadros de hipertiroidismo, insuficiencia respiratoria (incluyendo ventilación mecánica asistida), neumonía, preeclampsia severa (hipertensión de las gestantes) y cirrosis hepática”, destacó el director ejecutivo del Servicio de Atención Móvil de Urgencia (SAMU), Carlos Malpica Coronado.

Del mismo modo, se han evacuado a 96 recién nacidos proveniente de todas las regiones del país y que presentaban problemas de cardiopatía congénita, hidrocefalia congénita, obstrucción intestinal, quemados, entre otros.

“Gracias al trabajo de los especialistas del Servicio de Atención Móvil de Urgencia (SAMU) del Ministerio de Salud (Minsa), en conjunto con la Fuerza Aérea del Perú (FAP-Mindef) y el Seguro Integral de Salud (SIS), se pudo salvar la vida de ciudadanos en grave riesgo”, enfatizó el especialista.

Malpica Coronado destacó que los traslados aéreos benefician a la población de escasos recursos que se encuentran en lugares poco accesibles, mejorando así su acceso a los servicios de salud y disminuyendo, de esta manera, la mortalidad por casos de urgencias y emergencias.

Posteriormente, un equipo de especialistas del SAMU realiza la evaluación y preparación del paciente en el hospital de origen para que el traslado sea óptimo. Durante el viaje, monitorean el estado de salud de la persona con equipos médicos especiales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here