Investigadores de la Universidad de Estocolmo en Suecia lograron determinar que los lobos son capaces de aprender señales sociales de comunicación humana. Christina Hansen Wheat, autora del estudio, comprobó que los cachorros de esta especie pueden traer una pelota que es lanzada por un humano. Este comportamiento es idéntico al que asume un perro en el juego de lanzarle la pelota para que la traiga de vuelta.

De manera espontánea, a tres de los pequeños lobos de 8 semanas de edad les intrigó lo suficiente la pelota que fue lanzada como para ir a buscarla y traérsela a una persona que no conocían. Era el resultado que menos esperaban los investigadores.

“Cuando vi al primer lobo cachorro traer la pelota, literalmente se me puso la piel de gallina”, relató la investigadora. “Fue tan inesperado. Inmediatamente supe que esto significaba que si en los lobos existía la variación del comportamiento frente a un juego dirigido por humanos, esta conducta podría haber sido un objetivo potencial de las presiones selectivas tempranas ejercidas durante la domesticación del perro”.

Durante la investigación se evaluó a 13 lobos cachorros nacidos en tres camadas diferentes. El objetivo era determinar si estos animales exhibían los mismos comportamientos que los cachorros domesticados, lo que los ayudaría a determinar el origen de las conductas. El estudio fue publicado este jueves en la revista Science.

Los perros modernos tienen muchas diferencias con los lobos, no solo física y genéticamente sino también en cuanto a la conducta. La capacidad de un perro para jugar a traer la pelota, es parte de un comportamiento aprendido que se produjo después de la domesticación de lobos grises, probablemente, hace 15.000 años.

[Con información de CNN]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here