Erick Quijano Vásquez (18) será recluido de manera preventiva en el penal El Milagro de Trujillo, por asesinar y enterrar en una fosa el cuerpo de un menor de 10 años de edad en la provincia de Pataz.

El menor llevaba desaparecido desde el 2 de febrero. Sus padres lo buscaban incansablemente, hasta que el presunto homicida, un joven de 18 años, confesó a las rondas campesinas el lugar donde se encontraba enterrado el cuerpo.

El menor desapareció en el sector La Encantada, Retamas, distrito de Parcoy, y fue hallado muerto en una zona cerca al distrito de Buldibuyo, en la provincia de Pataz.

El homicida afrontará el proceso de investigación internado en el establecimiento penitenciario de Trujillo durante ocho meses.

El padre del niño, Fredy Palacios Caruhallanqui, lamentó entre lágrimas su pérdida. Pidió apoyo de las autoridades del Ministerio de la Mujer y cadena perpetua el homicida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here