Aproximadamente, tres millones de personas en el sur del Perú habitan en zonas de riesgo volcánico. Con el objetivo de disminuir la vulnerabilidad de esta población, el Estado peruano encargó al Instituto Geofísico del Perú (IGP) el desarrollo del proyecto “Mejoramiento y Ampliación del Sistema de Alerta Volcánica en el Sur del Perú”, con un presupuesto aproximado de 18.5 millones de soles.

En el marco de este proyecto, el IGP ha expandido la vigilancia en tiempo real a 12 volcanes activos y potencialmente activos que se localizan en las regiones de Ayacucho, Arequipa, Moquegua y Tacna; además, inició la construcción de una moderna infraestructura que albergará el Centro Vulcanológico Nacional (CENVUL), obra emblemática del Bicentenario de la República.

Este último jueves, el Dr. Hernando Tavera, presidente ejecutivo del IGP, inspeccionó los trabajos y progresos de esta infraestructura acompañado del alcalde del distrito arequipeño de Sachaca, Sr. Emilio Díaz. Esta obra se viene edificando en el asentamiento humano José María Arguedas, a 24 km de distancia del cráter del volcán Misti, en una zona de bajo riesgo ante el peligro volcánico.

“El 31 de diciembre de 2019 se retomaron los trabajos de construcción. En esta visita, hemos observado con agrado que existe un avance mayor al planificado. De acuerdo con ello, en el mes de agosto se finalizará la edificación y entre los meses de octubre y noviembre el IGP reorganizará las actividades del CENVUL, a fin de que la información que se genere sirva para la toma de decisiones en los tres niveles de gobierno y para la acertada preparación de la población ante los peligros volcánicos”, precisa el Dr. Tavera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here