El SARS-CoV-2, virus que causa la enfermedad por conoravirus Covid-19, no fue creado en un laboratorio o diseñado a partir de un virus ya existente, así lo ha determinado un equipo internacional de científicos que publicaron el resultado de su investigación en la revista Nature Medicine.

“Nuestros análisis muestran claramente que el SARS-CoV-2 no es una construcción de laboratorio o un virus manipulado a propósito”, señalan los autores provenientes del Departamento de Inmunología y Microbiología de EE.UU. y de las universidades de Edinburgh, Columbia, Tulane y Sidney, en Reino Unido, EE.UU. y Australia, respectivamente.

Los investigadores realizaron un análisis comparativo de datos genómicos del virus, el séptimo coronavirus que se sabe infecta a los humanos, y los resultados son reveladores.

Sobre la base de los estudios estructurales y los experimentos bioquímicos, el SARS-CoV-2 parece tener una alta afinidad […] con los presentes en humanos, hurones, gatos y otras especies con alta homología de receptores”, detallan los expertos.

“Los datos genéticos muestran irrefutablemente que el SARS-CoV-2 no se deriva de ningún esqueleto de virus usado previamente”, añaden.

Los científicos concluyen además que el SARS-CoV-2 surgió probablemente en dos escenarios: “la selección natural en un huésped animal antes de la transferencia zoonótica [de animal a humano]; y selección natural en humanos después de la transferencia zoonótica”.

“Esta es una fuerte evidencia de que el SARS-CoV-2 no es producto de una manipulación intencionada”, afirman lo expertos.

Otro dato relevante de la investigación, es que se menciona al pangolín, un mamífero asiático, como el posible animal del que se transfirió el virus a los humanos, debido a que contienen coronavirus similares al SARS-CoV-2.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here