La Contraloría General detectó falta de información en las órdenes de compra y en la calidad de los productos adquiridos por la Municipalidad Provincial de Chepén, en la región La Libertad,  para la elaboración de canastas familiares, generando el riesgo de la autenticidad del origen, seguridad del empaquetado y calidad de los alimentos, pudiéndose afectar la salud de la población beneficiada.

En este municipio se ha dispuesto la entrega aproximada de 2,500 canastas de víveres para igual número de familias vulnerables, con una inversión ascendente a S/ 200,000.00.

Estos hechos fueron advertidos por la entidad en el marco de la estrategia de control al COVID-19 que vienen desplegando en todas las regiones del país, una de ellas La Libertad.

Situaciones adversas develadas

En el Informe de Orientación de Oficio N° 007-2020-OCI/2951-SOO publicado en el portal web de la Contraloría, se determinó que las órdenes de compra emitidas por la entidad para la adquisición de productos no consignan información necesaria conforme los lineamientos vigentes, como son el área usuaria que requiere los alimentos, el plazo de entrega de los víveres, las penalidades y el responsable de dar la conformidad del bien.

Luego de las visitas realizadas, los auditores del Órgano de Control Institucional de la Municipalidad de Chepén indicaron que lo descrito ocasiona el riesgo no tener certeza de los productos exactos que requiere la entidad. Señalaron, además, que se incumple con las condiciones mínimas requeridas para la adquisición de los productos en el marco de una emergencia, así como las condiciones de salubridad, lo cual podría afectar la salud de las personas beneficiadas con las canastas.

También se detectó que las hojuelas de avena adquiridas se encontraron almacenadas en bolsas que no cuentan con el rotulado de origen (marca), registro sanitario, composición nutricional y fecha de vencimiento, lo que hace imposible determinar la calidad del producto y el cumplimiento de los estándares mínimos que le permita ser considerado apto para el consumo humano.

Asimismo, se advirtió que el arroz adquirido para la canasta básica fue recibido sin suscribir un acta de recepción y fue entregado en sacos con el logo de la Universidad Nacional de Trujillo, sin tener la autorización de la casa de estudios, según pudieron constatar los auditores. Estos hechos podrían ocasionar el riesgo de falta de cantidad, calidad, inocuidad y salubridad del producto recibido.

La Contraloría General comunicó el citado informe al titular de la entidad, con el propósito de subsanar y superar las situaciones advertidas en breve plazo, y de esta manera asegurar el apoyo a las familias más vulnerables con la entrega de canastas de víveres que les permita afrontar el estado de emergencia por el COVID-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here