Un grupo de pobladores de Chao en la provincia de Virú se arrodillaron en plena pista para participar de una jornada de oración, y así pedirle a Dios que los proteja del coronavirus.

«Gracias Dios por esta oportunidad de orar en favor de nuestro distrito de Chao, para que esta pandemia y esta situación de la enfermedad nos pueda librar. Dios nos libre», decían una y otra vez. 

A la jornada de oración se unieron también las autoridades del distrito de Chao y los diversos ciudadanos quienes transitaban por la Plaza de Armas.

«Sabemos lo que está azotando a todo el mundo, pero vamos a orar a Dios», manifestó el encargado de la oración. 

Participaron un promedio de 50 personas, todas ellas manteniendo la distancia respectiva y con mascarillas en el rostro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here