La oficina de la Defensoría del Pueblo en La Libertad advirtió que el servicio de neonatología del Hospital Belén de Trujillo está afrontando una situación crítica por la carencia de personal médico para cumplir con la programación de turnos, y por la falta de disponibilidad de camas y ventiladores mecánicos para los neonatos que requieren ser atendidos.

Es preciso señalar que 5 médicos del área referida han solicitado licencia ante la emergencia sanitaria por ser personas de riesgo, dejando solamente a 13 médicos asistenciales para atender la alta demanda por ser un hospital que es centro de referencia de pacientes en Trujillo.

En este hospital al dia se atienden de 12 a 13 nacimientos, la unidad de cuidados intensivos de neonatología se encuentran un número similar (13), mientras que en UCIN hay un promedio de 37 recién nacidos. Además, se atienden a por lo menos 30 recién nacidos que se encuentran con madres internadas en el centro hospitalario.

Ante esta situación, la oficina de la Defensoría del Pueblo recomendó al Gobierno Regional, que a través de la Gerencia de Salud, gestione el presupuesto correspondiente para la contratación de personal médico en el área de neonatología y supervise la capacidad de dicho servicio. Asimismo, contrarrestar los problemas que viene presentando en cumplimiento de las normas técnicas de atención integral de salud neonatal y protección de la vida y salud de los recién nacidos.

La Defensoría recordó que, desde la anterior gestión regional, viene solicitando que se inicien los proyectos para la construcción de un Hospital del Niño o Centro Materno Infantil en la región, debido que el servicio de neonatología que brinda el Hospital Belén como centro de referencia ha colapsado por el número de atenciones que tiene, número de neonatos fallecidos y por la falta de infraestructura, así como por la carencia personal, equipos e insumos médicos que constantemente reclaman los responsables de este servicio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here