El gobernador regional de La Libertad, Manuel Llempén Coronel, remitió ofició a los 83 alcaldes de la región instándolos a reforzar la vigilancia de sus mercados, en vista que estos establecimientos representan focos potenciales de infección de COVID-19.

La autoridad oficializó el llamado a los gobiernos locales para intervenir en los centros de abastos al observarse un incremento sostenido de casos y el riesgo de su alta propagación en la región.

“Ya enviamos el documento a los alcaldes y ellos, como parte responsable de su jurisdicción, son quienes deben implementar una serie de medidas para cortar la cadena de contagio”, expresó.

El documento textualmente insta a “intensificar las acciones de vigilancia sobre los comerciantes de los centros de abastos a fin de permitir el ingreso a laborar de aquellas personas que cuentan con una prueba rápida de COVID-19 con resultado negativo o que presenten el documento de alta epidemiológica otorgado por el establecimiento de salud de su jurisdicción”.

“No podemos permitir que una persona infectada siga vendiendo y transmitiendo la enfermedad a más gente. Estamos haciendo un llamado a que estrictamente laboren los comerciantes que tengan su certificado de prueba negativa”, dijo Manuel Llempén.

En tanto, el gerente regional de Salud, Constantino Vila Córdova, mencionó que como Salud se están haciendo muchos esfuerzos para que los servicios de salud tengan una adecuada capacidad de respuesta, pero son las autoridades locales las que tienen que vigilar el comportamiento social y regular las actividades económicas y productivas de su jurisdicción.

“Estamos en un momento en que todos entendimos que nuestras responsabilidades están totalmente claras y establecidas, y que cada uno tiene que hacer lo que corresponde para detener el problema sanitario”, manifestó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here