La comisión de regidores encargada de fiscalizar las compras realizadas por la Municipalidad de Trujillo, en el marco de la emergencia nacional por Covid-19, detectó que los artículos de trabajo y protección adquiridos para el personal del Segat estarían sobrevalorados y no cumplirían las especificaciones técnicas requeridas en los términos de referencia.

La gestión de Daniel Marcelo convocó al cuestionado proceso de compra directa, en el que la empresa Vasrom EIRL se adjudicó la venta de los mencionados productos por un valor de S/ 124,819.50. El proceso hoy está en el ojo de la tormenta.

La denuncia fue presentada por el presidente del grupo de trabajo, Andree Gallo, quien señaló que en el almacén del Segat se verificó las adquisiciones y luego se cotejaron los precios de los productos en diferentes establecimientos comerciales determinándose la existencia de sobrecostos. La comuna compró 500 pares de botines de seguridad por S/88 el par, pero su precio real sería S/ 65, se adquirió 140 espátulas a S/ 13.80 cada una, cuando su precio en el mercado sería de S/ 6.50.

Lo mismo ocurre con las 25 palanas que la MPT adquirió, la gestión de Marcelo pagó S/ 33.50 por cada una y los regidores determinaron que el mismo producto costaría entre los S/20.90 Y S/ 29.90. De otro lado, los sobrecostos también estarían presentes en la adquisición de 500 pares de guantes, la MPT pagó S/ 13.50 por cada par, el mismo producto costaba S/ 7.08 en otros establecimientos.

El precio de los 500 lentes de seguridad también estaría sobrevalorado, al igual que los montos pagados por las 30 carretillas tipo «Buggi», por el primer la comuna pagó S/ 11.80 por cada uno y por el segundo producto S/ 195, el precio real de los productos sería S/ 8.20 y S/ 149.90 respectivamente.

El grupo fiscalizador también detectó que algunos de los productos adquiridos no cumplían con las especificaciones técnicas, tal es el caso de las 140 espátulas que al momento de la verificación se comprobó que eran de 3 pulgagas, cuando el acta de recepción señalaba que se compraron de 9.5 pulgadas.

En tanto, los lentes de protección no serían resistentes a rayos ultravioletas, antirayaduras, antideslizantes y antiempañantes, como se estipula en las bases de la compra directa. Similar problema se presenta en la adquisición de de escobas, se compró una cosa y se entregó otra.

Estas irregularidades fueron presentadas en la sesión de concejo municipal, el último miércoles. Ese día los regidores aprobaron enviar el expediente al procurador municipal para que denuncie el hecho ante el Ministerio Público y la Contraloría General de la República.

Exposición 01 – Bienes Para… by Andres Vargas Chávez on Scribd

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here