Desde sus hogares, miles de trujillanos lograron recibieron la bendición con el Santísimo Sacramento, expuesta sobre su custodia, durante el sobrevuelo que realizó en helicóptero por los cielos de Trujillo y alrededores, acompañado por el Arzobispo y presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y Latinoamericana, Monseñor Miguel Cabrejos Vidarte y autoridades policiales de la región.

Por dos horas (de 10:00 am a 12:00 m), la Sagrada Hostia Consagrada recorrió en la aeronave de la Policía Nacional del Perú, los distritos de Trujillo, bendiciendo a las familias, especialmente a las personas contagiadas por la COVID-19, por este motivo visitó los hospitales, lugares donde se lucha frontalmente contra la pandemia.

Los templos parroquiales saludaron el sobrevuelo eucarístico con repique de campanas, mientras que en los hogares se levantaron altares, se entonaron cánticos eucarísticos, hubo un flameo de banderas y se agitaron pañuelos. Algunas madres de familia se apostaron de rodillas en las afueras de la Basílica Catedral para romper en llanto.

Similar experiencia de fe se vivió hace 22 días en Trujillo, con la sagrada imagen de la Virgen del Socorro de Huanchaco, acompañada por el Arzobispo y autoridades policiales, con el fin de derramar su material bendición y dar su protección a las familias golpeadas por el COVID-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here