El último martes, alrededor de las 10 de la mañana se realizó una intervención de la policía del Departamento Desconcentrado del Medio Ambiente, en una cantera del centro poblado El Milagro, del distrito de Huanchaco, donde se detuvieron a nueve sujetos.

Al respecto el abogado Juan Alfaro Rodríguez denunció que la redada fue irregular por no contar con la presencia de un fiscal o una orden judicial que justifique la invasión de una propiedad privada, por tal motivo los agentes policiales ya fueron denunciados en Inspectoría de la Policía.

“Los policías estuvieron solos, sin la presencia de un fiscal o alguna autoridad municipal, cuando el artículo 169 de la Constitución le da la función de órgano subordinado a la autoridad competente, porque no tiene funciones deliberativas o solo puede intervenir en flagrante delito”, aseguró el letrado.

«Los policías aseguran que se trataría del delito de minería ilegal, pero no saben que el terreno donde funciona la cantera Alfa y Omega está fuera del catastro minero, por eso es supervisada la extracción de los materiales, por el gobierno local como es la Municipalidad de Huanchaco a la cual le abona anualmente el justiprecio de la explotación de materiales de construcción porque es la autoridad competente en la zona eriaza», señaló.

«Los policías dijeron que los obreros fueron detenidos porque no mostraron ninguna documentación que demuestre dicha actividad, lo cual es falso porque el dueño de la cantera Ausberto Calderón Castillo cuenta con su autorización municipal para la extracción de material de acarreo de la quebrada de Río Seco- El León», precisó.

Contó que el día del operativo ingresaron diez policías, en tres camionetas dos de la PNP y una particular con lunas polarizadas donde había personas extrañas, quienes estarían usando a los policías para proteger intereses privados.

«Los policías en todo momento evitaron al dueño solo vinieron a llevarse a los trabajadores sin mandato judicial, para que el dueño salga tras de ellos a la comisaría y se someta a intereses subalternos», criticó.

Reveló que el dueño presentó un habeas corpus en el Poder Judicial para que el juez ordene la inmediata libertad de sus trabajadores, quienes ya se encuentran en sus casas con sus familias.

«Lo curioso del caso es que cuando nos acercamos al Departamento Desconcentrado del Medio Ambiente para solicitar el acta de intervención y de registros no saben que responder, lo que ha derivado que los policías se ganen una denuncia penal de abuso de autoridad ante la fiscalía de turno», culminó el abogado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here