La cuarentena acabo, pero el hambre y la pobreza continúan. Tanto así que niños y ancianos del centro poblado Alto Trujillo, se reunieron en la parte más alta del cerro Bolongo y realizaron una cadena de oración para pedir al Gobierno central les apoye con alimentos.

Los grupos de familia se sentaron en los arenales del cerro y con carteles en mano pidieron la ayuda de las autoridades locales y del mismo presidente, Martín Vizcarra.

«Yo soy de la olla común Manos Solidarias, del barrio 1B de Alto Trujillo, nosotros necesitamos nuestros víveres, ropa para nuestros pequeños en esta época de frío, queremos la ayuda de las autoridades para seguir alimentando a nuestros pequeños pues ellos nos piden comida» Manifestó la dirigente de una olla común en dicho centro poblado.

Con llegada de la pandemia y el aislamiento social obligatorio muchas familias se quedaron sin trabajo, con ello se crearon los grupos de ollas comunes, pero debido a la nueva normalidad la ayuda ya no es suficiente.

Entre los arenales, ruegan a Dios para que las autoridades se acerquen a ellos para brindarles apoyo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here