Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Un equipo de la Gerencia Regional de Salud (Geresa) estuvo por 12 días en la provincia de Pataz con el único propósito de identificar y dar tratamiento a la mayor cantidad de infectados por el coronavirus, logrando en ese periodo de tiempo atender a más de 2,500 personas de los diferentes sectores.

La delegación de profesionales realizó las campañas “Control Médico Comunitario COVID-19” del 11 al 22 de agosto, de forma conjunta con la Red de Salud de Pataz, así como la municipalidad provincial y las municipalidades distritales de la jurisdicción.

Los profesionales de la salud acudieron por encargo del gobernador regional Manuel Llempén Coronel, debido a los altos índices de contagio en esta parte del ande. La presencia de estos reforzó el trabajo que venían realizando los establecimientos de salud a través de triajes diferenciados y controles comunitarios.

El responsable de la delegación de salud, dr. José Luis Gutiérrez, informó que las campañas consistieron en identificar a personas con sintomatología de COVID-19 para administrarles ivermectina, bajo prescripción médica, así como a la familia y red de contactos con quienes estuvieron vinculados en los últimos días, si es que presentaban algunos malestares.

“En todos estos días hemos atendido a una gran cantidad de pobladores, entre los que están incluidos policías y mineros, teniendo el apoyo de las rondas campesinas y actores sociales. En educación sanitaria nos hemos apoyado con pedagogos a quienes también hemos instruido para que a su vez socialicen el mensaje del cuidado de salud. También hemos capacitado al personal de salud. En los lugares donde hay malas prácticas, pero hemos dejado recomendaciones para evitar el hacinamiento y tener ambientes más ventilados”, explicó.

Los lugares beneficiados fueron los siguientes: Tayabamba, Puente Casmiche, Huaylillas, Urpay, Buldibuyo, Llacuabamba, Parcoy, Retamas y La Soledad.