Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

En el marco del Día Internacional del Obstetra, celebrado ayer 31 de agosto, una buena noticia alegró a esta comunidad de especialistas en nuestra ciudad, al reportarse 100 partos exitosos en el centro de salud “Sagrado Corazón”, más conocido como Centro Materno COVID-19.

Este hecho representa un importante acontecimiento para este grupo de profesionales que se encargan de intervenir todos los días a gestantes contagiadas con coronavirus en condición de asintomáticas, ya que si bien existe el temor de infectarse, también están comprometidas con su labor de traer nuevas vidas al mundo.

En este recinto laboran alrededor de 25 profesionales de la salud, entre ellos 9 obstetras. Es importante mencionar que los 100 partos se registraron en el día 40 de funcionamiento del Centro Materno COVID-19.

El inicio de labores del centro materno se dio gracias a la oportuna decisión del gobernador regional Manuel Llempén Coronel, quien lo inauguró el pasado 22 de julio, junto a otras autoridades de salud.

Este recinto médico venía funcionando en la atención primaria y, pese a que contaba con las condiciones adecuadas para realizar intervenciones de mayor nivel como partos, fue el Gobierno Regional de La Libertad quien determinó implementarlo y dotarlo del recurso humano necesario, con lo cual mejoró su capacidad resolutiva.

Es de destacar también que su funcionamiento ha permitido descongestionar a los grandes hospitales en estas atenciones ginecobstétricas. Un asunto que han logrado destacar los trabajadores es que siempre están abastecidos de sus equipos de protección personal. La atención en este lugar es las 24 horas del día.

A la fecha, ningún niño o niña está contagiado o ha tenido complicaciones al nacer. Las madres que han llegado aquí proceden de los diversos distritos de la provincia de Trujillo, y también han sido referidas de Pataz, Pacasmayo, Julcán, Virú, etc.

Un detalle importante es que todas las madres salen con método anticonceptivo. Igualmente, pasan control 48 horas después del parto, luego a los 7, 15 y 30 días posteriores.

Asimismo, los recién nacidos son colocados en una cuna a más de un metro de distancia de la madre como prevención para evitar el contagio, y en la alimentación se prioriza la leche materna, tomando todas las medidas de higiene pertinentes.