Después de seis meses de aplicarse el aislamiento social o cuarentena para combatir el COVID-19, que empezó a regir el 15 de marzo en casi todo el país, incluyendo a diversas provincias de La Libertad, se anunció el fin de esta medida para la provincia de Trujillo.

“Ya se tomó la decisión en el Gobierno Nacional. Es un primer paso. Hay la confirmación que entre mañana jueves y mañana viernes sale en el diario oficial la norma dando a conocer el levantamiento exclusivamente para la provincia de Trujillo, en La Libertad”, dijo el gobernador regional Manuel Llempén Coronel.

Esto tuvo el apoyo del presidente del Consejo de Ministros, Walter Martos; el ministro de Vivienda, Carlos Lozada, coordinador del Gobierno Nacional en La Libertad para la pandemia; y la ministra de Salud, Pilar Mazzetti.

La decisión, al parecer, obedece a la performance o comportamiento de los índices estadísticos registrados en las últimas seis semanas, que indican estamos en un factor RO-1 es decir menor a 1.

La variable gradual permite estimar la velocidad del contagio. Cuando está en menos 1 implica menor riesgo. Esto representa un importante concepto en epidemiología y constituye una parte fundamental de los planes de salud pública durante la pandemia.

El R0 de una enfermedad es el número de casos, en promedio, que van a ser causados por una persona infectada durante el periodo de contagio y los científicos la usan para describir la intensidad de una enfermedad infecciosa.

Llempén indicó respecto al levantamiento de la cuarentena, que esto y lo anunciado ayer por el presidente Vizcarra, ayudarán a la reactivación económica del país; y que ahora corresponde redoblar esfuerzos preventivos para evitar que se pueda dar una ‘segunda ola’ de contagios.

“Eso está latente y es responsabilidad de todos y cada uno de nosotros acatar las normas de bioseguridad para evitar que la curva descendente de contagios vuelva a subir”, puntualizó, exhortando a que los adultos mayores con comorbilidad o enfermedades preexistentes y los niños permanezcan aún en sus hogares

“Empieza una nueva etapa, pero, no se acabó el problema. Tendremos mayores responsabilidades ahora que se está permitiendo facilidades para generar ingresos económicos que permitan garantizar el abastecimiento de la canasta familiar”, añadió, puntualizando que debe ser nuestro compromiso moral con la comunidad seguir acatando las medidas preventivas de bioseguridad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here