El Quinto Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Superior de Justicia de Áncash ordenó hoy la detención preliminar del gobernador regional, Juan Carlos Morillo Ulloa, por una indagación por el delito de colusión.

Morillo fue detenido esta mañana en la sede del Octavo Despacho de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Áncash, hasta donde llegó para dejar su pasaporte, enterado del pedido de detención preliminar que solicitó el Ministerio Público en su contra el último fin de semana.

Mientras la autoridad ancashina se encontraba dentro de la sede fiscal, llegó un contingente policial, integrado por miembros de la Policía Judicial, con la orden de detención emitida por el Quinto Juzgado de Investigación Preparatoria. Rápidamente se cercó la zona para cumplir con la medida judicial.

En este momento, la Policía ha armado un cordón y se espera que en breve llegue el vehículo para que Morillo Ulloa sea trasladado hasta la carceleta de la Corte de Áncash, con sede en la ciudad de Huaraz.

Antes de su ingreso a la sede fiscal y sin presagiar que sería detenido Morillo ofreció declaraciones a la prensa, cuestionando el pedido de detención que formuló el fiscal Robert Rojas Ascón en su contra.

«En el caso del hospital Regional de Chimbote, por el cual piden mi detención preliminar, ya he declarado. Desde que regresé tras mi enfermedad he realizado mis funciones en diversas provincias, firmando convenios, iniciando obras y hasta reuniéndome con el presidente Sagasti, y esto fue comunicado por mi defensa técnica, pero el fiscal hace una interpretación equivocada sobre mis actividades laborales y manifiesta que me quiere ver en la sede de la región y aquí estoy», afirmó.

Morillo es acusado del delito de colusión que se habría cometido en la adquisición de bienes para hospitales de Áncash en medio de la emergencia por el nuevo coronavirus (covid-19)

ANDINA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here