Reincidente. La empresa AFAR CONSULT SAC, cuyo accionista mayoritario y gerente general es Segundo Héctor Acuña Peralta, hermano del candidato presidencial César Acuña; también fue sancionada por falsear información en dos expedientes de renovación de inscripción de la empresa ante el Registro Nacional de Proveedores (RNP), en la categoría de consultora de obras, presentadas ante la Oficina Desconcentrada del Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE) de la ciudad de Trujillo, el 31 de agosto y el 12 de octubre del 2015.

En esas dos solicitudes, los representantes de la consultora de obras se declararon legalmente aptos para contratar con el Estado, pese a que la Ley de Contrataciones del Estado lo prohibía expresamente, debido a que por aquella época Richard Acuña cumplía el último año de su primer periodo como congresista de la República (2011-2015).

Esta irregularidad, tal como ha informado este portal, también fue detectada en dos expedientes presentados con el mismo fin durante el 2016, lo cual ameritó una segunda sanción.

Se ha explicado ya, que entre Héctor Acuña Peralta y su sobrino Richard Acuña existe un lazo de consanguinidad de tercer grado, la ley estipula que los familiares hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad del presidente, vicepresidentes de la República, congresistas, ministros y viceministros y otros altos funcionarios; están impedidos de contratar con el Estado, parece ser que para el clan Acuña la norma no estaba clara entre el 2015 y el 2016.

El Tribunal de Contrataciones del Estado, en su Resolución N°1227-2018-TCE-S4 del 27 de junio del 2018, determinó sancionar a la empresa AFAR CONSULT SAC con la inhabilitación temporal por un periodo de 6 meses en su derecho de participar en procesos de selección públicos y contratar con el Estado. Además, del inicio de las acciones legales contra los que resulten responsables.

En total y como lo ha detallado este medio de comunicación, la empresa del ahora candidato al Congreso de la República por Alianza para el Progreso en La Libertad acumula dos sanciones por el falsear información ante el Registro Nacional de Proveedores.

«A mi criterio podría decirse que no sólo existe falsa declaración en proceso administrativo, sino también falsedad genérica y cuando alguien comete este delito podría recibir una pena de 4 años», señaló el abogado Alfredo Galindo.

Según Alan Acuña Ruiz, hijo del candidato al congreso y socio minoritario de la empresa, las acciones legales del OSCE fueron en contra del representante legal y no de los socios de la empresa.

«Las acciones fueron contra el representante legal y sin sentido porque como te repito la empresa nunca ha contratado con el estado», señaló.

Que AFAR CONSULT SAC no cuente con un historial de contrataciones con el Estado, no le quita pesa a la forma irregular en que intentó obtener la renovación de su RNP. El Tribunal de Contrataciones del Estado no ha valorado en ninguna de sus resoluciones sancionadoras esta característica de la empresa que fue fundada en el año 2010.

«Aquí se transgrede el principio de presunción de veracidad, mucha veces en el procedimiento administrativo en base a la buena fe que se otorga a las partes, antes se hacían declaraciones juradas con firma legalizada, en cambio ahora solamente, en base a la buena fe, sólo se pide una declaración jurada simple. Sin embargo, algunos se aprovechan y le sacan la vuelta a la norma para sacar réditos y falsean la verdad, ya sea mediante declaraciones juradas que no corresponden a la naturaleza verdadera de los hechos o con documentación falsa, con el fin de ganar réditos», acotó el exfiscal Galindo.

En un informe anterior, Macronorte reveló que la empresa de Segundo Héctor Acuña Peralta fue sancionada por el Tribunal de Contrataciones del Estado, institución que determinó que los representantes de la empresa AFAR CONSULT SAC, en sus dos solicitudes de trámite para la renovación de inscripción de la compañía como consultora de obras en el Registro Nacional de Proveedores (RNP), del 26 de octubre y 10 de noviembre del 2016, nuevamente falsearon información y se declararon legalmente aptos para contratar con el Estado, mintieron en las declaraciones juradas.

Ocurre que la ley se los impedía tajantemente, debido a que por aquella época Richard Acuña Núñez, sobrino del empresario Héctor Acuña Peralta, también se desempeñaba como congresista de la República (Periodo 2016 – 2019). Esta actuación administrativa de la consultora apegada al fraude ocasionó que sea sancionada con 8 meses de inhabilitación para contratar con el Estado.

Como se ha explicado, la consultora de obras AFAR CONSULT SAC tiene como accionistas al candidato a legislador Segundo Héctor Acuña Peralta (59,97% acciones) y a Alan Acuña Ruiz (40,02% de acciones); en ese orden, hermano y sobrino del líder de APP, César Acuña Peralta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here