Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

El Proyecto Especial Chavimochic (PECH) realizó unos pagos sospechosos, alejados del trámite regular y oscuros a una empresa por el servicio de reparación de algunas piezas hidromecánicas de la Central Hidroeléctrica de Virú, que abastece de energía eléctrica a zonas de las provincias de Virú (La Libertad) y Santa (Áncash).

El pasado 19 de enero del 2019, el PECH firmó un contrato con la empresa Mecánica Tamariz SRL para el «Servicio de Reparación Integral de Piezas Hidromecánicas, Montaje y Puestas en servicio de las Turbinas N°1 y N°3 de la Central Hidroeléctrica Virú, por el monto de 698 456 soles y en un plazo de ejecución de 56 días calendarios, que vencía el 12 de marzo del 2019.

Sin embargo, la Contraloría General de la República, a través del Informe de Control Específico N° 006-2020-2-0608-SCE, determinó que la empresa incumplió los plazos estipulados en el contrato y en el Proyecto Especial Chavimochic lejos de penalizar está irregularidad, se dio conformidad al servicio y se pagó el monto total contratado. El contratante amplió de manera irregular el plazo del servicio en 56 días, «computados a partir de la entrega de la Turbina N°1; es decir, desde el 29 de mayo al 23 de julio de 2019, a pesar que, de acuerdo al folio N° 286 del Diario de Operaciones de la División de Energia Eléctrica, de la Central Hidroeléctrica de Virú, el 22 de febrero de 2019, dicha turbina se encontraba paralizada, estando inoperativa. Por lo tanto, estuvo disponible desde esa fecha para la entrega al Contratista, pues al estar inoperativa ya no servía como apoyo a la turbina N°2, conforme se manifestó en el Acta de Trabajo de 21 de enero de 2019, mediante la cual, se dejó constancia de la suspensión de la entrega de la Turbina N°1, hasta nuevo aviso; ya que, ésta era necesaria para que siga funcionando en paralelo con la Turbina N°2, mientras se encontraba desmontada la Turbina N°3», citá el mencionado informe.

En conversación con Macronorte, el gerente de la Contraloría en La Libertad, David Quiroga, sostuvo durante las diligencias no se acreditó un argumento convincente para haber permitido la ampliación del tiempo del servicio.

«En forma no sustentada se amplió irregularmente el servicio, porque hubo una aprobación (ampliación) que nunca se dio de manera regular. Se dejó que el tiempo y la ampliación prácticamente se consintió y eso, no obstante, que se estaban dando las condiciones para que el contratista pueda realizar su trabajo», refirió Quiroga Paiva.

«Cuando nosotros hemos revisado la conformidad nunca se observó la demora y se pagó la totalidad del monto contratado, no se aplicó ninguna penalidad que es practicamente el 10% del contrato», acotó el funcionario.

En total se dejó de aplicar la penalidad por un retraso de 72 días calendarios y esto ocasionó un perjuicio económico de 69 845,60 soles. Según el órgano fiscalizador, los responsabilidad administrativa y civil recaería en Helí Miguel Álvarez Loayza (Subgerente de Agua Potable y Energía Eléctrica PECH), Wilhelm Sanabria Villalva (Jefe de la División de Energía Eléctrica PECH), Carlos Eduardo Fujimoto Osaki (Jefe del Departamento de Generación de Electricidad PECH) y Luis Miguel Cantera Chávez (Supervisor del Servicio).

La Contraloría, en el informe formulado el 11 de noviembre del 2020, ha recomendado el inicio de acciones administrativas para determinar responsabilidades y el inicio de acciones legales civiles contra los funcionarios y servidores públicos involucrados en los hechos irregulares.

Este medio de comunicación intentó comunicarse con Edilberto Ñique, gerente general del Proyecto Especial Chavimochic, sin embargo, esto fue imposible debido a que no contestó a nuestras llamadas. Macronorte y la opinión tienen interés en saber que medidas ha dispuesto en torno a este caso.

No aplican penalidad a empresa por reparación de Central Hidroeléctrica de Virú by Andres Vargas Chávez on Scribd