Atendiendo las constantes quejas de los vecinos, el último jueves, la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT) clausuró por 30 días hábiles una curtiembre ubicada en la urbanización El Cortijo al verificar las pésimas condiciones de seguridad en el establecimiento y, sobre todo, porque opera sin contar con la autorización de la comuna local.

Entre las observaciones hechas al local “Curtiembre Mansiche SAC”, ubicado en el pasaje Mochica N° 153, se verificó que los extintores son insuficientes y están vencidos desde el año 2019. En los diferentes ambientes donde se procesa la materia prima para obtener el cuero, se halló cables eléctricos expuestos, al igual que los tableros de electricidad, así como maquinaria corroída por el agua y que no contaba con sistema de detección contra incendios ni señaléticas de seguridad.

Según explicó el subgerente de Defensa Civil de la MPT, Wilson Rodríguez Abanto, este negocio fue sancionado por incurrir en dos faltas graves, pues, al verificar las carentes medidas de seguridad en el local, exponían a sus trabajadores y vecinos de las viviendas contiguas a un peligro latente.

“El local no cuenta con la certificación de seguridad de Defensa Civil, por lo tanto, se le ha multado con dos infracciones: la E-114 que es por no contar con el certificado de Defensa Civil y la E-115 por no reunir las condiciones de seguridad. Se le va a clausurar por 30 días hábiles y la multa asciende al 140% de una UIT cada una, que suma 12 mil 320 soles”, informó.

Los vecinos de esta zona saludaron la medida dispuesta por la comuna provincial, pues por años han solicitado que se fiscalice y sancione a esta empresa, la cual los perjudica por el fétido olor que emana del establecimiento al tratar la piel de las reses a fin de obtener insumos para calzado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here