La alcaldesa del distrito de Salaverry, Mónica Betancourt Azalde, retornó a ejercer el cargo luego de que en marzo de este año fuera hospitalizada a causa del nuevo coronavirus (COVID-19), y en su primera actividad, se reunió con los representantes de la empresa operadora del Puerto de Salaverry. 

El privado Salaverry Terminal Internacional (STI), le entregó a su gestión una compactadora de residuos sólidos de 19 metros cúbicos valorizada en más de 400 mil soles. Esta vez la unidad no fue adquirida en proceso de licitación o con el pago de los arbitrios de los vecinos, se consiguió la intervención de la empresa y en un menor plazo. 

Son más de 22 mil los pobladores que serán beneficiados con el aporte de la empresa privada que, de esta manera, cumple con su responsabilidad. 

Fuente: Amanece Trujillo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here