Los gastos en el país para afrontar la pandemia de la covid-19 obligaron a reajustar presupuestos y muchos proyectos se están quedando sin partidas económicas para su ejecución, por ejemplo, el nuevo hospital Leoncio Prado de Huamachuco o el de Virú. El primero fue convocado a concurso para su ejecución dos veces y hoy está sin presupuesto.

Este fue de los problemas expuestos por el vicegobernador de La Libertad, Ever Cadenillas, en la reunión organizada por la Asociación de Municipalidades del Perú (AMPE) La Libertad y el Gobierno Regional, con participación de los nuevos congresistas y alcaldes de la región.

El hospital de Huamachuco salió a concurso dos veces para que se ejecute y hoy no tiene presupuesto para eso. Por la pandemia se informó que ya no existe.

La pregunta es ¿qué pasa si se necesita un nosocomio para atender a los pacientes de covid-19 del ande?. Siendo siendo un hospital que puede ayudar a miles de pobladores, no podemos dejar de tener ese nuevo hospital, señaló, pidiendo la intervención de la representación congresal ante el Ejecutivo en este tema.

Pidió igualmente que se unan para ayudar a sacar adelante la reactivación de la III etapa del proyecto Chavimochic, principalmente para terminar la presa Palo Redondo, que está en 70% de su construcción. “El Ejecutivo tiene que tomar esa decisión y creo que los congresistas están en la obligación de ayudarnos a gestionar esta necesidad”, señaló.

La III etapa del proyecto Chavimochic pasó del gobierno regional al Ministerio de Agricultura, para que salga rápido una estrategia de destrabe y sigue pasando el tiempo y nada.

“No se puede perder una inversión de esa naturaleza y los múltiples beneficios que implica la presa porque el Ejecutivo no toma una decisión. Es el Congreso el que aprueba el presupuesto por lo tanto debe estar en capacidad de exigir al gobierno nacional que se cumplan lo presupuestado”, dijo.

Una queja puntual de los alcaldes en los 83 distritos, fue la norma prohibiendo la contratación de CAS. Hoy las municipalidades, que ayudaban con la contratación de médicos, enfermeras y personal en educación ya no lo pueden hacer. El anterior Congreso sacó una norma dejando sin posibilidad estas contrataciones y también ha salido otra norma para locadores de servicios, generando un grave problema en el sector público.

Otro reclamo planteado fue el de pistas, veredas y saneamiento, pidiendo mayor celeridad ante el Ministerio de Vivienda para la atención de estos proyectos y la transferencia de financiamiento.

La mayor queja la recibió el Pronied, programa del Ministerio de Educación que ve lo relacionado a proyectos de construcción de nuevos locales, pero para acceder a la aprobación hay más de 200 trabas burocráticas.

“Como gobierno regional hemos presentado 16 expedientes para la construcción de colegios. Nos aprobaron 4 y ahora dicen que no hay recursos. No podemos cerrar la página, lo que queda es hacerlos con otros presupuestos, pero para eso se creó Pronied”, dijo Cadenillas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here