El pasado 24 de febrero de 2020, el gerente regional de Educación de La Libertad (GRELL), Oster Paredes, avaló una serie de actos irregularidades y firmó la Resolución Gerencial Regional N°628-2020-GRLL-GGR/GRSE, por la que, apelando al Silencio Administrativo Positivo, se legalizó la creación de la Institución Educativa Privada Nicola Tesla; colegio que tiene como dirección institucional el inmueble 1505 de la avenida Sánchez Carrión, un moderno edificio de 7 pisos que es ocupado en su totalidad por la UGEL 01 – El Porvenir, desde el año 2017.

La mencionada resolución en su artículo primero resuelve: «Reconocer los efectos de la resolución aprobatoria ficta que autoriza la creación, funcionamiento y Registro de la Institución Educativa Privada «Nikola Tesla», en el Nivel Primaria de 1° a 6° grado con Código Modular N° 1734805 y Nivel Secundaria de 1° a 5° grado con Código Modular N° 1734813 de la Educación Básica Regular, ubicada en la Av. Sánchez Carrión N° 1505 del distrito de El Porvenir y provincia de Trujillo, Región La Libertad», con esto, el titular de la GRELL fue en contra de toda lógica y formalizó un imposible administrativo, debido que por notorias razones ha resultado imposible, al menos físicamente, que el edificio de la avenida Sánchez Carrión sea usado por la UGEL 01 y por la IEP Nikola Tesla.

19 días antes de que Paredes Fernández estampara su rúbrica en la Resolución Gerencial Regional N°628-2020-GRLL-GGR/GRSE, el 5 de febrero de 2020, Wilser Briones Gallardo, el promotor del colegio Nikola Tesla, había solicitado a la GRELL el «Reconocimiento, vía acto administrativo, de la Resolución Ficta por Silencio Administrativo Positivo para la apertura y funcionamiento de la IEP Nikola Tesla». Este pedido fue atendido con mucha celeridad, según lo que se ha podido comprobar en la Hoja de Trámite del Expediente N°5661807 – 4761068. El mismo 5 de febrero el expediente pasó a la oficina del especialista de la Sub Gerencia de Gestión Institucional de la GRELL, Jonatan Gutiérrez Asto, quien el miércoles 19 de febrero de 2020, a las 4 y 12 de la tarde, fuera del horario laboral, emitió el informe aprobando el Silencio Administrativo Positivo y un proyecto de resolución de 26 hojas autorizando la creación del colegio Nikola Tesla. El pronunciamiento de Gutierrez Asto no habría contado con el informe de la ingeniera Lucero Yanavilca Anticona, especialista en infraestructura de la GRELL, quien debió evaluar la infraestructura del colegio y observar que su sede no estaba apta para el servicio educativo, debido a que estaba ocupada por las oficinas de la UGEL 01 – El Porvenir.

Se desconoce si se emitieron informes positivos de los especialistas de racionalización y de la jefatura de la Sub Gerencia de Gestión Institucional de la GRELL. Lo cierto es que el 20 de febrero, Secretaría General de la GRELL derivó el informe a Gerencia Regional y luego al titular Oster Paredes. Posteriormente, el 24 de febrero el gerente regional firma la resolución y la deriva a Trámite Documentario. Ese misma día, fuera del horario laboral, en Trámite Documentario se registró, numeró y notificó el documento.

La Gerencia Regional de Educación mostró una rara celeridad para responder a la solicitud del entonces promotor del Colegio Privado «Nikola Tesla».

Funcionamiento ilegal

Al estar imposibilitado de brindar el servicio educativo en el edificio que ocupa la UGEL 01 – El Porvenir, el colegio privado Nikola Tesla empezó a funcionar ilegalmente en el inmueble 249 del Jirón La Merced, del distrito de Laredo, desde mediados del 2020. Este cambio irregular de sede no ha sido sancionado hasta el momento por la UGEL 01 o la Gerencia Regional de Educación de La Libertad.

Este mismo local fue sede de un fantasmal colegio llamado «Intelectuales», que desde diciembre de 2019 y hasta el mes de marzo de 2020 realizó un proceso ilegal de matriculas, debido a que la mencionada institución, según los registros del Ministerio de Educación no cuenta con autorización de funcionamiento. En la cuenta de Facebook del «Colegio Intelectuales», se deja entrever que este y el «Nikola Tesla» son la misma institución, esta situación tampoco ha sido investigada y sancionada por la UGEL 01.

Expediente sinuoso

Este medio accedió a información que muestra a un grupo funcionarios de diferentes instancias de la Gerencia Regional de Educación de La Libertad que, con su actuar negligente y sospechoso, permitieron la creación de la IEP Nikola Tesla, a través del Silencio Administrativo Positivo.

La gestación del mencionado colegio se remonta al 30 de octubre del 2014, cuando Wilser Briones Gallardo, el entonces promotor, ingresó la solicitud de funcionamiento del colegio ante la UGEL 01 – El Porvenir. El trámite realizado por Briones Gallardo dio paso a la creación del expediente N° 2048815-01825683, que pasó ese mismo día al Área de Gestión Institucional (AGI) de la UGEL 01 – El Porvenir, en esta oficina el documento circuló con inicial celeridad, pero del despacho del servidor Edward Castañeda Vidal el expediente fue a parar al pupitre del especialista de AGI Emilio Florian Horna, en manos de este funcionario el expediente se congeló por 6 meses, tiempo que sirivió para declarar el proceso administrativo en Silencio Administrativo Positivo. Si el retardo fue intencional o no, hasta el momento no se ha determinado, sin embargo, existen indicios de que habría dolo. En concreto, esta negligencia de los servidores de la UGEL 01 no fue investigado en los años siguientes.

Lo más sospechoso es que sin considerar el abandono del trámite, por más de un año y medio, habiendo declarado el silencio administrativo del expediente y con la imposibilidad de que el colegio pueda funcionar en el inmueble 1505 de la avenida Sánchez Carrión, por ser sede de la UGEL 01, el entonces director de esa Unidad de Gestión Educativa Local, Jorge Hilario Díaz, con el respaldo funcional del jefe de AGI, solicitó de oficio al Ministerio de Educación (Minedu) la asignación de los códigos modulares de Educación Básica Regular (EBR) de primaria y secundaria, para la I.E.P. Nikola Tesla. El Oficio N°187-2016-GRLL-GRSE-UGEL01-EP-AGI-J, demuestra que hasta ese momento ningún funcionario había impugnado el hecho de que el mencionado colegio pretendiera funcionar al interior de la misma UGEL, lo que de por sí, ya era una tremenda negligencia.

La actuación del exdirector de la UGEL 01 deja dudas, si se tiene en cuenta que de acuerdo a norma, primero se debe contar con la resolución de creación de la institución educativa y posteriormente solicitar los Códigos Modulares.

Una vez obtenidos los Códigos Modulares, en el 2016; la Unidad de Estadística de la UGEL 01 inscribe al mencionado colegio en el Padrón de Centros Educativos de la Región, sin que haya funcionado un sólo día y, lo más grave, sin que cuente con resolución administrativa que disponga su creación y funcionamiento. Como ya hemos señalado, después de 4 años, el promotor del colegio Nikola Tesla solicitó que se expida la resolución de reconocimiento de esta institución, pedido que fue acogido por la GRELL.

La misma Resolución Gerencial Regional N°628-2020-GRLL-GGR/GRSE, en su artículo tercero dispone que se notifique a la Secretaría Técnica de Procedimientos Administrativos Disciplinarios de la UGEL 01, para que realice las investigaciones del caso por la configuración del Silencio Administrativo Positivo. Para algunos especialistas de la GRELL, la inclusión de esta medida serviría como paraguas para el propio gerente de Educación.

Lluvia de denuncias

El primero en denunciar este caso ante las autoridades fue José Ricardo Toro Díaz, Secretario de la Federación de Sedes Administrativas de la Educación, para quien existen graves indicios de corrupción en diferentes etapas del procedimiento para que se le otorgue la resolución de apertura y funcionamiento al colegio Nikola Tesla. Su queja fue enviada formalmente a la Oficina General de Transparencia, Ética Pública y Anticorrupción del Ministerio de Educación. En La Libertad, Manuel Ruiz Briones, Secretario de Defensa del Sindicato de la Gerencia Regional de Educación de La Libertad, ha presentado la denuncia ante los despachos de la Presidencia de la República, la Presidencia del Consejo de Ministros, el gobernador regional Manuel Llempén y el Órgano de Control Interno del Gobierno Regional de La Libertad.

Para el dirigente sindical los servidores de la UGEL 01 y la Gerencia Regional de Educación de La Libertad incumplieron sus deberes funcionales, violaron el código de ética de la función pública; incurrieron en colusión y actos de corrupción.

Ruiz Briones acusa al gerente Oster Paredes de violar expresamente el Decreto de Urgencia N°002-2020, que en su Artículo 4 referente a las autorizaciones y condiciones básicas para brindar servicios educativos de Educación Básica de gestión privada señala que «la Dirección Regional Educación tiene un plazo no mayor de sesenta días para aprobar o denegar la autorización de funcionamiento, desde la presentación de la solicitud. El administrado tiene por denegada su solicitud si, vencido dicho plazo, no se hubiera emitido un pronunciamiento por parte de la autoridad competente». En resumen, el Decreto de Urgencia que fue firmado por el presidente Martín Vizcarra, el 08 de enero de 2020, eliminó el silencio administrativo positivo como mecanismo para la creación de colegios privados, debido a que no protegía el interés de los niños y adolescentes.

Acusados. El dirigente sindical Manuel Briones a cinco funcionarios y exfuncionarios de la GRELL por incumplimiento de deberes funcionales y transgresión del Código de ética de la Función Pública.

Silencio Administrativo Negativo

Los involucrados en esta denuncia han elegido el silencio. Macronorte intentó recoger los descargos del gerente regional de Educación, Oster Paredes, pero el funcionario señaló que no iba a declarar.

«Es un tema legal y sobre eso no me puedo pronunciar», refirió el titular de la GRELL, a través, del WhatsApp.

«Disculpe estoy en clases zoom y no puedo atenderlo, Ese caso, entiendo, está en la Secretaría técnica», señaló Jonatan Gutierrez Asto, ex especialista de la Sub Gerencia de Gestión Institucional de la GRELL.

El ex director de la UGEL 01 – El Porvenir, Jorge Hilario Díaz, no respondió a nuestras llamadas. En tanto, Lucero Iraida Yanavilca Anticona, especialista de Infraestructura de la GRELL, sostuvo que debía tener la autorización del jefe de la Sub Gerencia de Gestión Institucional, Luis Collantes Silva, para poder declarar. Precisamente este funcionario respondió a algunos de nuestros interrogantes, deslindando toda participación en el «Caso Nikola Tesla».

Bethy Villacorta, actual directora de la UGEL 01 – El Porvenir, informó a este medio que a la fecha la nueva promotora del colegio Nikola Tesla, Elka Chávez, no ha logrado completar el trámite de traslado del colegio a Laredo.

La sede informal de la mencionada institución educativa en Laredo, tampoco ha levantado las más de 20 observaciones hechas a la infraestructura por parte de la GRELL.

R.G.R. N° 628-2020-GRELL by Andres Vargas Chávez on Scribd

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here