El último 26 de octubre, la minera Antamina, ubicada en la región de Áncash, la mayor productora de cobre de Perú controlada por Glencore y BHP Billiton, informó que manifestantes habían bloqueado una carretera a 60 kilómetros, usada por la compañía, argumentando que la empresa no había cumplido con ciertos compromisos sociales.

Ante este escenario, Antamina comunicó este 31 de octubre, que suspendían sus labores, debido al paro indefinido, bloqueo de carretera y acciones violentas fomentadas por un sector del distrito de Aquia (Áncash) desde el 24 de octubre. Con este anuncio la minera busca evitar cualquier riesgo en la integridad física de sus trabajadores como atentados contra su infraestructura.

“Para Antamina la seguridad, vida y salud de las personas son asuntos de suma importancia. Creemos que no existen garantías para desarrollar nuestras labores productivas o para seguir trabajando en los proyectos y obras por el desarrollo en nuestra área de influencia operativa. Queremos darle al Gobierno la tranquilidad para que pueda poner orden y restablecer el camino del diálogo y el desarrollo, sin presiones ni violencia”, indicó la empresa.

Cabe precisar que el 29 de octubre, un grupo de manifestantes realizó actos violentos en el puesto de vigilancia en el ingreso a Puerto Punta Lobitos de Antamina. El 30 del mismo mes, en horas de la madrugada incendiaron un camión cisterna de agua potable en las vías de acceso a la mina, donde resultó herido el conductor de la unidad.

De otro lado, el director ejecutivo Antamina, Víctor Gobitz, confirmó que el presidente de la comunidad de Aquia, Adán Damián Gamarra, es quien amenaza con tomar medidas más agresivas y violentas

“Retírense de modo pacífico, queremos evitar desalojarlos”, amenazó Gamarra el 27 de octubre mediante un vídeo publicado por un medio local.

En esa línea, Gobitz Colchado sostuvo que esta situación le parece extraña, pues durante 20 años no se ha presentado problemas con algún pueblo que se encuentre en los alrededores de Antamina.

“En 20 años no hemos tenido ninguna dificultad con algún pueblo aledaño o que esté en el recorrido del concentraducto. Llama la atención que se esté dejando que existan estos liderazgos violentos, que son minoritarios y que promueven la violencia”, recalcó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here