Preocupación porque municipalidades como Otuzco, Sinsicap, Moche y Guadalupito, entre otras, no están apoyando la creación de la banda ancha de internet y contrariamente entrampan con barreras administrativas su avance, mostraron funcionarios de la empresa YOFC, a cargo de este proyecto que por sus implicancias fue declarado de interés regional.

En reunión con el gobernador regional Manuel Llempén Coronel para evaluar avances y problemas en una mesa de trabajo que se reúne una vez al mes, dieron a conocer los inconvenientes presentados durante la ejecución de la “Creación de Banda Ancha para la Conectividad Integral y Desarrollo Social de la Región La Libertad”.

Este proyecto es de enorme importancia para alcanzar los objetivos de desarrollo regional, considerando que la banda ancha ayudará a cerrar la brecha digital en nuestra región -que es muy alta, especialmente en el ande-, permitiendo el acceso a internet, tecnologías de la información. alfabetización digital, telemedicina, teleeducación, entre otros.

La banda ancha beneficiará a más de 305 mil pobladores, 959 instituciones públicas y llegará a 730 localidades de nuestra región, instalándose 1550 km de fibra óptica y 619 antenas base.

El proyecto está previsto concluir en abril del 2022, según contrato, estimándose que para julio del próximo año se empiece a dar servicio de banda ancha, gradualmente. A la fecha hay nodos terminados en Santiago de Chuco, Chepén y Otuzco. Hay un total de 41 nodos terminados, de un total de 92 y se instalaron 770 km de fibra óptica, de los 1510 km previstos.

La obtención de los permisos municipales de construcción es uno de los principales problemas que hay, así como certificados de compatibilidad, pagos de tasas y la factibilidad de conexión para el suministro eléctrico de los nodos. La ruta crítica es el uso de terrenos. Se espera que a febrero o marzo se tenga cerrado el tema de adquisición de terrenos.

Según explicaron, YOFC firmó contrato con tres nuevas contratistas para que a partir de noviembre se implementen hasta 10 frentes de trabajo en paralelo. Hoy se avanza en 5 frentes y 75 grupos de trabajo ejecutando obra civil.

Todos los equipos necesarios para este proyecto ya están en almacén en Lima y aún no se los trae porque no hay seguridad de los lugares en donde se instalarán. El cerebro del data center llega a fines de noviembre a Lima y todos los equipos se traerán en diciembre, para comenzar a instalarlos en enero.

Para optimizar el uso de la red de fibra óptica el data center tiene tecnología que permitirá ubicar con precisión la existencia de ruidos o fallas en el sistema de la red.

La empresa ejecutora también tiene dificultades con Hidrandina, la empresa Casa Grande y la comunidad de Bambamarca, en la provincia de Bolívar, donde son reacios para facilitar el uso de terrenos por donde pasará la fibra óptica o se instalarán los nodos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here