Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Ítalo Ranieri Cassinelli Doig (44) fue enviado al Centro Penitenciario El Milagro, donde cumplirá ocho meses de prisión preventiva, por causar el accidente automovilístico que ocasionó la muerte de Héctor Chinga Huancas (47) y su menor hijo de iniciales E.Ch.C (17).

La fiscal provincial Diana Kelly Soto de la Tercera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Trujillo sustentó la medida en base a fundados y graves elementos de convicción contra el investigado por el delito de homicidio culposo agravado por conducir vehículo motorizado e inobservancia de las reglas técnicas de profesión.

Los hechos ocurrieron el 18 de diciembre en a las inmediaciones del Km. 572 de la carretera Panamericana Norte, en el distrito de Víctor Larco, ciudad de Trujillo. Donde según el dosaje etílico, el imputado conducía en estado de ebriedad su vehículo de placa T1L-937. El examen arrojó 0,59 gramos de alcohol por litro de sangre, cantidad superior al límite permitido. Debido al fuerte impacto, falleció en el acto Chinga Huancas, quien quedó atrapado entre los fierros de su vehículo; mientras que, su menor hijo resultó herido y fue evacuado a la clínica SANNA, donde le diagnosticaron shok por hemorragia abdominal y fractura de fémur, falleciendo el domingo por la tarde.

Por el delito de homicidio culposo, la pena probable a imponerse al investigado es de 8 años de pena privativa de libertad y con los agravantes, al tratarse de un concurso ideal de delitos, la pena podría llegar hasta los 10 años de pena efectiva.