Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Tras conocerse que la excandidata a la alcaldía del distrito de Florencia de Mora, Nayda Anticona García, y su padre adeudan a la municipalidad de este distrito una suma superior a los 165 mil soles por concepto de arbitrios e impuestos prediales de sus dos inmuebles, la empresaria señaló que «deber no es un delito». Este argumento forma parte de un texto que publicó en su cuenta de Facebook para justificar la falta de pago de sus obligaciones tributarias.

«Bueno deber no es un delito, robar y ser corrupto sí. Muchos ciudadanos deben y han refinanciado sus deudas ante Sedalib, Hidrandina, internet, créditos bancarios; la pandemia quebró la economía de nuestro país», señaló Anticona.

Además, pidió a los alcaldes distritales dinamizar la economía para que los deudores puedan ponerse al día.

«Los alcaldes están en la obligación de generar y crear movimiento económico en los distritos para que la gente pueda trabajar tener ingresos y mejorar su calidad de vida y paguen sus deudas», agregó.

Hace algunos días, este medio entrevistó brevemente a la empresaria morosa, propietaria del colegio Yachay Wasi, quien al ser consultada sobre la deuda señaló desconocerla. Sin embargo, desde el municipio florenciano confirmaron que estarían a punto de embargar las cuentas de la educadora y su padre, debido al exorbitante monto de la deuda.

Nayda Anticona ha negado estar en carrera para tentar la alcaldía del distrito, sin embargo, se muestra muy activa políticamente y no se descarta que intente ser la alcaldesa del distrito que presenta la mayor tasa de morosidad en el pago de arbitrios e impuestos prediales, el 88% de la población no paga. En su red social ha denunciado que la difusión de su enorme deuda tributaria es parte de una «guerra sucia».